Jordi Gasch/Arcadio Urpí

 

Nací en Barcelona, en la primavera de 1955 y aún ando por ahí.

Al volver de la mili, presenté un libro de poemas a una editorial y tras un tiempo de ansiosa espera, me respondieron que mi poesía estaba bien, que tenía ritmo, pero que era demasiado personal, que en esos tiempos lo que se vendía era poesía política, que escribiera un libro de poesía política y me lo editarían.

No he vuelto a presentar ningún libro a editorial alguna. Siempre me he editado los trabajos con los más variopintos tirajes: 11, 20, 25, 50, 99, 258, 300, 500 o 1000 ejemplares. Nunca he cubierto gastos.

Por lo tanto, no soy precisamente un poeta mediático.

Casi siempre he tenido la colaboración de artistas plásticos, diseñadores gráficos o encuadernadores que me han ayudado a conseguir las sensaciones que deseaba transmitir en un objeto para mí tan preciado como es un libro. Y gracias a su ayuda, en algún caso me he lanzado a crear todo el contexto y contenido de algunas de las ediciones.

He pertenecido a colectivos como el T.E.A.P. (Taller Experimental d'Arts Plàstiques), Usquam (Pintura, escultura y Literatura) o Fulano de Tal (Grupo de Juegos Literarios). He participado en algunas exposiciones colectivas y de presentación de libros en galerías y bares. También he participado en Revistas y fanzines y tengo una treintena de trabajos entre editados y ejemplares únicos.

Tampoco soy, pues, un poeta prolífico.

Me podría justificar diciendo que compaginar la poesía con la economía de subsistencia es complicado, pero mentiría. La verdad es que he hecho lo que he querido y cuando he querido. Por lo tanto, eso es lo que hay.

Tampoco daré explicaciones sobre por qué escribo en castellano o en catalán, ni por qué he decidido combinar el nombre de Jordi Gasch con el de Arcadio Urpí. Es así y punto.

Si, a pesar de todo, he logrado que algún lectomirador haya sentido placer al leer alguno de mis poemas o al mirar alguno de mis dibujos, me congratulo y me siento agradecido, y no digamos ya si alguien se ha estremecido o se ha sentido comprendido o emocionado: gracias, muchas gracias.

Una cosa prometo: seguiré.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

Carrer de l'Esglèsia 25,
25726 Travesseres (Lleida)

© 2023 by Arada Plana. 

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle